Un año después de que la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial, CGPJ, rechazase la suspensión de la jueza María Jesús García Pérez, investigada por dedicarse a echar las cartas en su tiempo libre, García ya dirige el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de A Coruña.

Durante los últimos años, la jueza había ejercido en Lugo, donde había estado al frente del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 3 de Galicia.

Según informa 'La Voz de Galicia', la magistrada había pedido el cambio de destino y solicitado también la plaza del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de A Coruña.

Gracias a que García Pérez cuenta con méritos y antigüedad suficientes. el puesto le fue concedido sin problema. La resolución fue publicada en el Boletín Oficial del Estado el pasado 24 de mayo tras un amplio concurso resuelto por la Comisión Permanente del Consejo General del Poder.