El Mar Menor 'viaja' a las Naciones Unidas en el Día de la Tierra. Este viernes se presenta en su sede de Nueva York la Iniciativa de Legislación Popular (ILP) que promueve la personalidad jurídica del Mar Menor y su cuenca. Será en la 'Harmony With Nature' de la ONU, dentro del Undécimo Diálogo Interactivo de su Asamblea General sobre la Armonía de la Naturaleza.

Según detallan desde la ILP del Mar Menor, cada 22 de abril se celebra una jornada en la ONU para concienciar a la humanidad de que "el sistema económico actual de obtener beneficios a cualquier precio, sin mirar las consecuencias para el planeta, terminará con nuestra propia exterminación".

Un acto en el que en esta ocasión participarán Teresa Vicente, catedrática de Derechos Humanos y de la Naturaleza de la Universidad de Murcia; el abogado ambientalista Eduardo Salazar y el alcalde de Los Alcázares, Mario Pérez Cervera. Precisamente esta semana, el Ayuntamiento de esta localidad alertaba de que la llegada de nitratos al Mar Menor ha aumentado por las recientes lluvias, provocando la disminución de su salinidad, con el riesgo de un nuevo episodio de 'sopa verde' o mortandad en el acuífero.

Cabe recordar que en agosto del año pasado aparecieron toneladas de peces muertos en las orillas de la laguna salada por un episodio de anoxia, en su peor crisis desde 2019, tal y como puedes recordar aquí:

Dotar de personalidad al Mar Menor pero salvarlo

La iniciativa popular que ahora viaja a la ONU logró superar el pasado mes de octubre el medio millón de firmas para que la propuesta de dotar de personalidad jurídica al Mar Menor se debata en el Congreso.

Su objetivo es que el Mar Menor pase a ser un sujeto de derecho para cumplir un objetivo social sin ánimo de lucro y que todos los ciudadanos puedan exigir ante los tribunales la reparación a los responsables de los daños en la laguna. Para la Universidad de Murcia, el hecho de que Naciones Unidas haya incluido a la ILP en el acto de este viernes supone "un refrendo definitivo" para que la propuesta siga adelante.

La plataforma denuncia que la laguna de agua salada más grande de Europa se encuentra "gravemente amenazada" por el exceso de nutrientes en sus aguas, fruto del impacto de la actividad agraria y la presión urbanística. Una "crisis ecológica y social" que, "lejos de solucionarse", evidencia "el fracaso del actual sistema jurídico de protección".

Así, según los datos que maneja la ILP, en el acuífero del Campo de Cartagena se acumulan 300.000 toneladas de nitratos y en 2016 desapareció el 85% de la vegetación marina. Su intervención ante las Naciones Unidas puede seguirse aquí: