Unas 500 personas se han manifestado en la plaza de Sant Jaume de Barcelona para expresar su rechazo a la sentencia de la Audiencia de Barcelona que condenó a 'La Manada de Manresa' por abusos sexuales y no por violación.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha acudido a la protesta y ha calificado la sentencia de "indignante" por las penas impuestas por "violar en grupo a una menor inconsciente".

En Barcelona la concentración ha sido convocada por el colectivo Novembre feminista y las manifestantes ha coreado lemas como 'Abuso es violación', 'Si matan a una nos matan a todas' y 'Abajo el patriarcado y el sistema patriarcal'.

 

Mientras, en Madrid, la protesta ha tenido lugar frente al Ministerio de Justicia, bajo la convocatoria de la Asamblea Abolicionista. El tráfico en la calle San Bernardo, entre Gran Vía y la glorieta de Ruiz Jiménez, ha quedado cortado, según ha informado en Twitter el Centro de Gestión de la Movilidad de Madrid.

 

 

Así, el movimiento feminista "sale a la calle" para protestar contra esta sentencia que consideran un "atentado contra la libertad de todas las mujeres". Además, piden la modificación urgente del Código Penal para que siempre que no haya consentimiento se considere agresión sexual.

"El veredicto de la Audiencia Provincial de Barcelona en el caso de una menor inconsciente agredida sexualmente en grupo es la gota que colma el vaso de un sistema que no protege a las mujeres, que nos juzga y nos señala a nosotras como responsables en lugar de a los violadores", han afirmado.

Las protestas contra la sentencia se han repetido en otras 40 ciudades españolas este lunes.