'La Manada' sigue disfrutando de su libertad condicional tras la condena a nueve años de cárcel por abuso sexual y es que varios miembros han decidido pasar un fin de semana de vacaciones tras firmar el pasado viernes en los juzgados.

José Ángel Prenda ha viajado hasta Ibiza junto a un grupo de amigos, un destino conocido por sus fiestas desenfrenadas y sus playas y chiringuitos donde la música electrónica es omnipresente.

 

Por su parte, el guardia civil, Antonio Manuel Guerrero, y el peluquero, Jesús Escudero, han viajado hasta las playas de El Palmar, en Cádiz donde se les pudo ver comiendo en el restaurante Casa Isabel, como muestran varias imágenes desveladas por Antena 3.

El guardia civil viajó con su mujer y su hija y en ese restaurante muchos de los comensales reconocieron su cara. Al percatarse, Guerrero abandonó el local saludando a todos aquellos que les habían hecho fotos.