Mamoudou Gassama, un inmigrante maliense de 22 años, se ha convertido en un héroe en París tras salvarle la vida a un niño. que se encontraba colgando de una terraza de un cuarto piso.

Varios vídeos recopilados por los testigos que se encontraban en la zona muestran cómo el joven escaló por la fachada hasta el lugar en el que se encontraba el menor, al que cogió de un brazo para poner a salvo.

"Felicidades a Mamoudou Gassama por su acto de valentía, que ha salvado la vida de un niño", indicó Anne Hidalgo, alcaldesa de París, en Twitter tras hablar con él por teléfono para alabar su labor.

 

Mamoudou, en declaraciones al diario 'Le Parisien', afirma que no pensó en el riesgo ni en la altura en ningún momento y señala que lo hizo "porque era un niño". El joven maliense se confiesa aficionado al deporte, y justifica así su destreza a la hora de escalar por la fachada en tan poco tiempo. "Juego a la pelota, corro y voy al gimnasio".