El Gobierno murciano tiene menos de 24 horas para "reponer la legalidad" en su sistema educativo ante la imposición del veto parental. Así lo ha anunciado la ministra de Educación, Isabel Celáa, quien ha señalado que, de no hacerlo, el Ejecutivo central "planteará un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia".

El veto parental ha sido muy criticado desde el sector educativo, que ha defendido la libertad de cátedra y el derecho de los menores a la educación y a la información. Entre ellos se encuentra la profesora murciana conocida en Twitter como 'Maestra Enfurecida', cuyo perfil nació como protesta ante los problemas sufridos por la Educación, como la "censura educativa".

En este sentido, la docente ha señalado cómo en Murcia están "empezando a sufrir ya los delirios de la ultraderecha". "El pin parental pretende aislar a sus hijos de poder desarrollar ideas propias, de conocer algo más allá de sus estrechos postulados. Queremos una sociedad diversa, tolerante y respetuosa", ha apuntado.

 

'Maestra Enfurecida' también ha defendido las manifestaciones contra el veto parental y ha llamado a la movilización del profesorado ante lo que asegura que es "una campaña de acoso y derribo por parte de la ultraderecha" de la escuela pública.

"Se nos acusa de ser un nido de comunistas 'homosexualizadores' que no tenemos otra misión en la vida que adoctrinar a los niños con el objetivo de... ¿crear una república comunista?", ha denunciado.

 

No obstante, la oposición de esta profesora murciana al veto parental no es nueva, ya que la cuenta nació cuando esta medida se comenzó a plantear en marzo de 2018. Entonces, el Foro de la Familia quiso imponer la 'autorización parental' obligatoria sobre actividades complementarias referentes a educación afectiva y sexual.