-¡Pañales, aquí, comida, allí!

En la noche del pasado sábado 5, los ucranianos sufrían de nuevo el asedio de la guerra tras apenas cinco horas de alto fuego interrumpido por Rusia. Mientras, a 3.000 kilómetros de allí, en el municipio madrileño de Titulcia, una larga cadena humana se afanaba en descargar una furgoneta cargada de pañales, leches para bebés y un sinfín de productos con el fin de almacenarla para que salieran este martes con destino a Ucrania.

"Se nos ha ido un poco de las manos", dice Iván Torres, que ha ideado toda esta iniciativa junto a Marga Soto, su mujer. "Yo subí el vídeo para buscar conductores y ahora tenemos ya tres camiones y una furgoneta". Se refiere al vídeo que publicó en la red social Tik Tok anunciando la recogida de material para enviar a Ucrania y que desencadenó una oleada solidaria desde todos los municipios de la zona.

En suma, más de 60 palés salieron de Titulcia en la mañana del martes 8 de marzo. El propio Iván se ha sumado a la caravana, que finalmente consta de tres camiones y cuatro furgonetas. Junto a él, un amigo, dos conductores por camión, bomberos y dos traductores que han viajado hasta la frontera con Ucrania. Todo esto no habría sido posible sin la ayuda de los voluntarios de la embajada ucraniana, que le localizaron al aparecer su iniciativa en medios.

Almacén en el que se han ido recogiendo el material donado por centenares de personas

En un primer momento, tenía pensado seguir el convoy en su propio coche, pero la oleada de ayuda no acabará en la frontera de Polonia: van a volver con unos 40 refugiados, familiares de ucranianos residentes en las cercanías de Titulcia.

Los voluntarios cargan uno de los camiones con ayuda para Ucrania

Desde la Sexta.com vamos a mostrar el recorrido de esta iniciativa, que han bautizado como 'Ayuda en Marcha' y que surgió con el ánimo de generar esperanza ante el horror de la guerra. Sigue en el mapa de arriba, así como en vídeos y fotos, todos los detalles del día a día (de más actual a menos) de este convoy solidario.

Día 4: Descargando en la frontera

Y, por fin, tras otra jornada intensa de ruta, el convoy ha llegado a la frontera de Polonia con Ucrania en la madrugada de este viernes 11. Están en el paso fronterizo de Hrebrenne, 100 km al norte de Medyka, del que llevamos días viendo el sufrimiento de los ucranianos que escapan del horror de la guerra. La situación de este paso en la mañana del viernes 11 es bastante tranquila, según vemos en el siguiente vídeo. En él, se pueden apreciar los puestos de emergencia de las diferentes ONG en los que se atiende a los refugiados, así como la fila de coches y furgonetas que entran y salen de Ucrania. Coches con el cartel de 'voluntarios'. Bebidas calientes, salchichas, wc portátiles, montañas de material... Luce el sol, pero hace frío, por eso vemos también pequeñas hogueras para calentarse. La verdad, cuesta pensar que al otro lado de esas barreras estén viviendo la escasez y la destrucción.

Desde el primer momento, una de las preocupaciones de Iván ha sido mostrar que efectivamente la ayuda llegaría, por eso nos repite en varias ocasiones que "esto va para dentro", en referencia a toda la carga que están trasladando a los vehículos que llevarán la ayuda a Ucrania. Toda la gestión de esta parte operativo la han organizado desde la embajada de Ucrania en España, explica.

Aunque cansado, y con la vista puesta en el siguiente punto del viaje, que es recoger a las familias ucranianas que van a volver con ellos, Iván pronuncia la noticia que en todo momento ha querido transmitir: "Estamos muy cerquita, así que de aquí, chavales, entra fijo; cuando descarguemos la misión estará cumplida". Lo hace en otra comunicación en la que explica que el almacén se ha cedido también voluntariamente para realizar la descarga. Un gesto tras otro de solidaridad.

Día 4: los rostros de la solidaridad

Todos estos días hemos visto sobre todo a Iván, ideador de Ayuda en Marcha junto a su mujer. Pero hay más rostros detrás de este proyecto dentro de todo el equipo que ha llevado la mercancía. Constantino, Eugenio, Javier, Pedro, Felipe, Carlos, Juan Antonio... Los vemos en este vídeo, mientras descargan el primer camión y trasladan el material a una de las furgonetas ucranianas que traspasarán la frontera.

Rostros, y compañías. Porque detrás de esta iniciativa también está Hermanos Laredo, la empresa que ha gestionado toda la logística de los camiones, la contratación de los conductores y la coordinación del viaje, frecuente en las rutas de esta empresa. Todo ha sido desinteresadamente, aseguran: "En cuanto vimos la iniciativa de Iván pusimos a su disposición nuestros medios y nuestro conocimiento de la ruta", cuenta Maite, de comunicación.

Laredo es una gran empresa (tiene 200 trabajadores), pero el sector de los transportes está viviendo un momento difícil con los altos precios de los carburantes. De hecho, ha habido alguna iniciativa similar que no ha podido salir por los altos costes del viaje. En este caso, afortunadamente la empresa se lo ha podido permitir: "Tenemos trabajadores ucranianos y cuando vimos lo que estaba pasando, quisimos ayudar sí o sí, no había otra opción".

Más rostros que no hay que dejar atrás son los voluntarios y voluntarias que estuvieron ayudando en Titulcia, las familias que van a acoger a los ucranianos de vuelta, así como toda la gente que aportó toneladas de ayuda. En la cuenta de Instagram de Ayuda en Marcha han recogido una buena muestra.

Día 3: Atravesando la fría Europa

El convoy nos da los buenos días desde el corazón de Europa. A las 6 de la mañana, Felipe (amigo y copiloto de Iván) nos cuenta que han parado a "dormir un poco" tras 16 horas conduciendo. En el vídeo, nos muestra la temperatura que marca la furgoneta: un amanecer gélido a -4º donde se encuentran, en Pilsen, a una hora de Praga (República Checa).

El cansancio tras la larga jornada de ruta es notable, pero la meta está más cerca: tras atravesar Francia y Alemania, han recorrido ya más de dos mil kilómetros, con lo que solo queda un tercio del camino por transitar. Prevén llegar en la próxima madrugada a Rzeszów (Polonia), el lugar que tienen marcado como final de la ruta y que se encuentra a una hora del paso fornterizo con Ucrania de Medyka.

Por cierto, que a pesar del cansancio, hay espacio para el humor. Iván bromea en el siguiente vídeo con el frío que hace en el punto donde se encuentran: "Hace un calor abrasador, menos mal que hemos traído el bañador".

El equipo ha arrancado de nuevo y ya han entrado en territorio polaco. El destino, cada vez más cerca. Las toneladas de ayuda, también.

Día 2: Atravesando territorio francés

Tras muchas horas de ruta, y ya en Francia, el convoy paró a descansar en las inmediaciones de Burdeos. Desde la furgoneta, y con el sonido de fondo del walkie con el que se comunican entre los distintos vehículos, Iván cuenta que reina el buen ánimo entre la tripulación: "Hay buen rollo". Se le nota más tranquilo que en los días previos, en los que afloraban los nervios por los preparativos. En este vídeo, grabado en torno a las 13h, se encuentran a la altura de Montluçon, en pleno centro de Francia, esperando a los camiones. Tienen pensado seguir todo el día y la noche del tirón, siempre turnándose entre conductores. Prevén su llegada a Medyka para el viernes.

Día 1: Salida de Titulcia y del Zendal

Desde que empezó la recogida, todo se ha guardo en el almacén de la empresa de Iván, en Titulcia, un municipio del sureste de Madrid de 1.300 habitantes. La ayuda ha llegado desde todos los municipios de la zona. Este martes 8 de marzo, Iván y el convy ha arrancado del pueblo en dirección al hospital Isabel Zendal, centro logístico de la Comunidad de Madrid en el que han recogido medicinas y del que ha salido definitivamente en dirección a Ucrania.

En este vídeo, el momento en el que el convoy sale de Titulcia hacia el Zendal, entre los sonidos del claxon, el martes 8 por la mañana. Dentro de los vehículos, según nos cuentan familiares hay emoción y nervios. Lo que empezó pensado como una modesta recogida se ha convertido en algo muy grande.

Y por fin, salió el convoy desde el Hospital Zendal en torno a las 17h de este martes. El objetivo es llegar hasta el paso fronterizo de Medyka, donde estos días hemos visto llegar a miles de refugiados huyendo de la guerra, sobre todo mujeres y niños.

Juanfran, primo de Iván, y que ha estado ejerciendo de portavoz, ha agradecido todo el apoyo recibido, y ha recordado el segundo objetivo de la iniciativa: "Llevamos cuatro furgonetas para poder traer familias ucranianas". En la siguiente foto, todo el equipo al completo instantes antes de salir.

El equipo que llevará la ayuda humanitaria a Ucrania

El horror que lo removió todo

Todo empezó cuando Marga e Iván se encontraban en Valencia de puente. Allí, y con su hija de un año medio enferma, empezaron a ver las noticias: Rusia invade Ucrania. Según cuenta Mayte, prima de Marga, esto removió a ambos, e Iván decidió que había que ayudar como fuera. "Empezaron a cavilar los dos y a prepararlo todo", cuenta Mayte: "Nos mandaron el mensaje a primos y amigos y enseguida todo el mundo empezó a colaborar". El jueves ya laSexta recogió su iniciativa en los informativos, y durante todo el fin de semana no han dejado de trabajar.

Además, Iván ha tenido el ánimo desde el primer momento de documentar todo el viaje con el objetivo de mostrar que la ayuda llegará, por eso han abierto incluso una cuenta en Tik Tok en la que no han dejado de publicar todo el ajetreo que ha vivido el pueblo de Titulcia desde que empezó toda esta iniciativa.