El Ayuntamiento de Madrid mantiene para este viernes el protocolo anticontaminación por los altos niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) y la previsión meteorológica desfavorable.

Así las cosas, en la M-30 y los accesos a esta la velocidad máxima permitida será de 70 kilómetros por hora. El Consistorio madrileño recomienda el uso del transporte público, y recuerda que ante la citada limitación de velocidad existen excepciones para algunos tipos de vehículos.

Una decisión que se ha tomado después de que se superara el límite de 180 microgramos/m3 de dióxido de nitrógeno (NO2) en dos estaciones de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire.

Este jueves también se ha restringido la velocidad en esta carretera de circulación en la M-30 y en las vías de acceso en el interior de la M-40, en ambos sentidos, quedando limitada a 70 kilómetros por hora a partir de las 06:00 horas.

El objetivo del protocolo para episodios de contaminación es mejorar la calidad del aire de la ciudad y, por tanto, aumentar la protección de la salud frente a los efectos nocivos de la contaminación y muy especialmente la de los colectivos más vulnerables: infancia, mayores y personas con problemas respiratorios.