Su segundo día atrapados, la nieve cubre por completo las ventanas y por la puerta es imposible salir. Es el Hotel de Llanos del Hospital, dentro hay 21 personas encerradas, 7 clientes y 14 trabajadores.

"Ha sido una noche muy dura, hemos tenido que salir por una ventana", cuenta Jorge Mayoral, propietario del Hotel.

En Benasque se dedican a desenterrar el pueblo. Las máquinas están trasladando toda la nieve acumulada a camiones, para liberar algo la zona y evitar que se convierta en enormes bloques de hielo con la importante bajada de las temperaturas.

Van a pasar de los 7 grados bajo cero durante el día a los 12 grados bajo cero por la noche. Algunas calles continúan intransitables, solo un pequeño camino permite el paso a pie.

La ola de frío siberiana ha entrado ya de lleno por los pirineos. Con fortísimas rachas de viento como en la estación de esquí de Vallter que ha tenido que cerrar sus puertas.

Las temperaturas son heladoras y van a ir descendiendo a lo largo del día llegando en muchas zonas a los 15 grados bajo cero o incluso a los -19 grados en zonas como Urús. Todo acompañado de una sensación térmica que en muchas zonas llegará a ser 10 grados más baja de la real.