Vecinos del barrio del Raval habían alertado días atrás del comportamiento del presunto autor de la violación de una mujer junto a las Drassanes de Barcelona. Consideran que la agresión sexual se podía haber evitado.

"Seguramente la violación se hubiera podido evitar. Los vecinos nos sentimos impotentes cuando vemos que no se toman las medidas necesarias y que nosotros no podemos hacer nada", señala la asociación de vecinos Illa Robador-Picalquers-Roig en Twitter.

 

La violación se produjo en las Drassanes, junto al Museo Marítimo y muy cerca de la Rambla de Barcelona, y el ahora detenido actuó con gran violencia, amputando a la víctima una oreja de un mordisco, seccionándole el labio y rompiéndole un brazo.

En Twitter, los vecinos detallan que el pasado 12 de abril el detenido por la agresión sexual arrancó el cableado de una zona verde próxima e increpó a los vecinos y a la Guardia Urbana, para después prender fuego al mecanismo de recogida pneumática de residuos de la calle.

El violador de Las Ramblas robando cobre en plena calle | Carlos Quílez

En esa ocasión, la policía detuvo al acusado ahora por la violación en Drassanes, según el relato vecinal, aunque estuvo retenido sólo unas horas y ese mismo día volvía a estar en la calle. "También le han fotografiado masturbándose en plena calle", explica el periodista Carlos Quílez.

El detenido por la violación, de 32 años y nacionalidad marroquí, pasará este martes a disposición judicial, según han informado los Mossos d'Esquadra.