Los padres de un menor hospitalizado sólo disponen de tres días libres en el trabajo para acompañar a su hijo... Padres afectados piden que se amplíen los permisos para garantizar el acompañamiento durante el ingreso. Actualmente hay un listado con 109 enfermedades , como el cáncer, que permite a los progenitores disponer por ley de una reducción de jornada sin perder salario..

El bebé de Laura Bernaldo de Quirós estuvo ingresado por bronquitis. Ella sólo pudo coger para estar con él en el hospital los tres días que contemplaba su convenio laboral: "Tienes tres días por hospitalización y no hay más allá".

Pasado este tiempo, las opciones son: agotar días de vacaciones, pedir una excedencia o pedir ayuda a familiares y amigos. "Debería cambiarse la ley para que recoja la posibilidad de estar acompañando a tu hijo en el hospital durante el periodo que conlleve la hospitalización".

El problema de Laura es que el caso de su hijo no está en el centenar de enfermedades graves que sí cuentan con una cobertura laboral especial, por ejemplo: cáncer, trasplantes, trastornos psiquiátricos o cardiopatías. Casos en los que se puede pedir una reducción de jornada.

Susana Brunel, adjunta a la Secretaría Confederal de la Mujer de CCOO, afirma que "esa reducción conllevaría una bajada de salario compensada con una prestación para la Seguridad Social".

En el caso de padres que donan órganos a sus hijos existe una problemática adicional por las diferentes pruebas que debe realizarse antes de la intervención. Araceli Gómez, de la Asociación de Ayuda a Niños de Trasplante Hepáticos, destaca que "todos estos momentos en los que el donante debe ausentarse de su puesto de trabajo no están reconocidos".

Piden que se modifique la ley para regular específicamente la figura del donante, equiparando la baja por donación a la baja por maternidad.