Chris Farmer y su novia Peta Frampton fueron asesinados. Sus cuerpos fueron encontrados flotando frente a las costas de Guatemala. La autopsia reveló que habían sido atados y torturados brutalmente en julio de 1978.

A su vez, en Manchester y en una época sin Internet, los padres de Chris esperaban recibir una carta de su hijo. Tras meses sin respuesta y preocupados, avisaron a la Policía. A partir de ese momento se llevaron a cabo registros y se abrió una investigación.

Penny Farmer | Agencias

Los padres de la chica, Peta Frampton, sí recibieron varias cartas. En ellas, la joven pareja cuenta que conocieron a un estadounidense y que les invitó a navegar hacia Honduras en un pequeño bote pesquero.

Gracias a esta información, el padre de Chris se puso en contacto con el capitán del puerto de Belice y les reveló que un hombre llamado Justin B había zarpado con los jóvenes, pero regresó sin ellos. La información era tan escasa que el caso se archivó sin encontrar respuestas.

40 años más tarde, la hermana de Chris, Penny Farmer, decidió buscar a Justin B en Facebook, y lo encontró. Puso cara al supuesto asesino de su hermano y su cuñada. Penny defiende que esta trágica historia todavía no está esclarecida y le gustaría saber por qué se cerró el caso, permitiendo que un supuesto asesino se mueva libremente.