La Fiscalía de Menores de Valencia había pedido el internamiento en régimen cerrado para cuatro de los menores detenidos por presuntamente violar a dos niñas de 12 años en la localidad valenciana de Burjassot. Finalmente, el juez ha acordado libertad vigilada con orden de alejamiento para todos los menores arrestados.

Los cinco menores detenidos por estos hechos, de entre 15 y 17 años, han estado prestando declaración en sede judicial. En los exteriores de la Ciudad de la Justicia se han concentrado numerosos familiares que han esperado formando varios grupos.

Además de estos cinco presuntos implicados, la Policía Nacional busca a una sexta persona, de 18 años, que se había comprometido a entregarse en el juzgado, pero que finalmente no lo ha hecho.

Lo que se sabe del caso

Los hechos ocurrieron el pasado 16 de mayo en una casa abandonada de la localidad valenciana, donde las niñas supuestamente habían quedado con los arrestados, a los que no conocían, a través de Instagram.

Allí se produjo la violación grupal de una de las menores, de 12 años, y la violación individual a otra niña de la misma edad.

Las pesquisas -análisis de datos y declaraciones de las víctimas- llevaron a los agentes a arrestar este miércoles por la tarde a cinco menores de edad presuntamente relacionados con los hechos.