La jueza de instrucción número 1 de Cartagena, en funciones de guardia, ha decretado la libertad provisional para el joven neonazi acusado del ataque con artefactos incendiarios a la sede de Podemos en Cartagena (Murcia).

El auto de la jueza incluye la prohibición de que el arrestado se acerque a menos de 500 metros a cualquier sede de Podemos, además de ser investigado por un delito de incendio y otro de odio y abrírsele otro procedimiento contra él por un delito de atentado contra un agente de la Policía Nacional durante su detención.

El joven neonazi de 20 años fue detenido en Cartagena como presunto autor del ataque con artefactos incendiarios a la sede de Podemos en esta ciudad el pasado 2 de abril. Durante el ataque se lanzaron varios cócteles molotov contra la sede de Podemos Cartagena y se realizaron varias pintadas, hechos que fueron grabados por las cámaras de seguridad instaladas en el edificio.

Tras la investigación policial de las imágenes, los vestigios recogidos en el lugar de los hechos y los datos obtenidos por la denuncia, los agentes han detenido a un joven vinculado a un grupo neonazi que en el momento de la detención “mostró una gran agresividad”, según fuentes policiales, lo que provocó que un policía resultara con heridas leves en un brazo.

En el registro efectuado en el domicilio del arrestado, en la ciudad de Cartagena, han sido intervenidas prendas de ropa que pudieron haber sido las empleadas la noche de los hechos. Además, se han incautado diferentes armas blancas y otros objetos contundentes, como puños americanos, un puñal y una daga, así como un pasamontañas y gran cantidad de prendas de vestir con simbología neonazi y libros de adoctrinamiento.