Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), sobre la joven, de origen paraguayo, pesa una imputación inicial de abandono de menores, si bien esta calificación penal podría variar según se vayan practicando las diligencias de investigación correspondientes.

Como medida cautelar, el magistrado ha acordado la retirada de su pasaporte y la consiguiente prohibición de salir del país.

La Policía Nacional detuvo a esta mujer tras haber abandonado a una niña de apenas tres días sobre el escalón de una puerta lateral de la parroquia de Santa María Micaela y San Enrique, en la calle Teresita González Quevedo del distrito madrileño de Tetuán.

Una persona que caminaba por la zona poco antes de las nueve de la noche del miércoles se percató de la presencia de la niña y avisó a las personas que se encontraban dentro de la parroquia, que salieron inmediatamente y la cubrieron con ropa de abrigo para protegerla de las bajas temperaturas que se registraban a esa hora en Madrid.