DELITO DE TRATA DE SERES HUMANOS

DELITO DE TRATA DE SERES HUMANOS

Liberan a tres mujeres obligadas a prostituirse en un club de alterne en Pontevedra

Las tres mujeres de origen venezolano estaban siendo explotadas sexualmente en un club de alterne en Meis, Pontevedra. El responsable del local, un hombre de 33 años, tras no abonar la fianza ha ingresado en prisión provisional. Se le acusa de un delito de trata de seres humanos.

Coche de la Guardia Civil, imagen de archivo
Coche de la Guardia Civil, imagen de archivo | Agencias

La Guardia Civil ha liberado a tres mujeres de origen venezolano que estaban siendo explotadas sexualmente en un club de alterne de Meis, Pontevedra, donde estaban obligadas a prostituirse en contra de su voluntad. El responsable del local, un hombre de 33 años y de nacionalidad brasileña, ha sido detenido acusado de un delito de trata de seres humanos.

El juzgado de instrucción número tres de Cambados, Pontevedra, ha decretado su ingreso en prisión provisional, tras no abonar la fianza de 12.000 euros que le fue impuesta. Las tres mujeres, que fueron localizadas por la Guardia Civil en el propio club de alterne, tienen entre 18 y 24 años y habían viajado a Pontevedra con el pretexto de una supuesta oferta laboral como camareras en un hotel.

Al llegar al supuesto establecimiento hostelero, descubrieron que su trabajo consistiría en ofrecer sus servicios en el club, siendo coaccionadas bajo amenazas y exigiéndoles el pago de una alta cantidad de dinero para satisfacer la deuda contraída con el arrestado por los gastos del viaje.

Los investigadores certificaron que el responsable del club de alterne obligaba a estas mujeres a prostituirse contra su voluntad en un horario superior, en muchos casos, a las 11 horas diarias, en condiciones infrahumanas ya que solo les ofrecían una sola comida al día y, además, se les penalizaba por estar enfermas.

Las víctimas, que ya llevaban tres meses en este local de la provincia de Pontevedra, debían abonar a su propietario cantidades que oscilaban entre los 1.500 y los 3.000 euros. Actualmente se encuentran en casas de acogida y ahora la Policía Nacional se encargará de realizar los correspondientes trámites sobre su situación administrativa, que podrían derivar en su regularización o en su devolución a Venezuela.

El responsable del club, según ha confirmado el coronel de la Comandancia de Pontevedra, Jorge González Veiga, tenía antecedentes por otras cuestiones pero no por explotación sexual, ya que el local había sido denunciado por contrabando de tabaco y tenencia de drogas.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 14/07/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.