TODOS LOS ANIMALES MURIERON DE HAMBRE

TODOS LOS ANIMALES MURIERON DE HAMBRE

El león Simba y la osa Lola, únicos supervivientes del zoo de Mosul, vuelven a rugir tras meses de abandono y guerra

El dueño del pequeño zoo resultó herido por Daesh durante los combates y abandonó a los animales a su suerte, y nadie en Mosul se acordó de ellos mientras el ejército y la policía iraquíes les disputan la ciudad palmo a palmo.

El león Simba y la osa Lola, únicos supervivientes del zoo de Mosul, vuelven a rugir tras meses de abandono
El león Simba y la osa Lola, únicos supervivientes del zoo de Mosul, vuelven a rugir tras meses de abandono | Metro

El león Simba y la osa Lola, los dos únicos animales del zoo de la ciudad iraquí de Mosul que han sobrevivido en medio de la ofensiva contra el grupo terrorista Daesh, se están recuperando e incluso ya tienen fuerzas para rugir tras meses de abandono y de guerra.

Un vecino del zoológico, Emad Naeame, fue el primero que se encontró a los animales, la mayoría de ellos muertos y los supervivientes, cubiertos de heces, desnutridos y enfermos. El zoo tenía unos 40 ejemplares, entre ellos leones, monos, osos pardos, aves tropicales y conejos. Según relatan sus actuales cuidadores, todos ellos residentes de la zona y voluntarios, una bomba cayó sobre una jaula matando a varios animales y dejando escapar a otros, en especial a las aves, que muy probablemente perecieron por las condiciones del frío invierno del norte de Irak o fueron presa de predadores.

Un voluntario que trabaja ahora en el cuidado de los animales, Hakam Zarari, relató que se cree que la madre de Simba se comió al padre después de que este se muriera, pero luego prefirió morirse de hambre antes que poner una garra sobre su cachorro, que ahora tiene un año y medio.

La leona fue enterrada justo en frente de la jaula de diez metros cuadrados, que su hijo Simba recorre de punta a punta de forma incesante. Los dos supervivientes han pasado varios meses sin un lugar para ponerse a la sombra, ni comida ni higiene, lo que ha hecho que la salud de ambos se deteriore. "Ahora están mucho mejor. Antes estaban a punto de morir. Eran solo huesos", comentó Zarari.

La situación tan penosa del oso pardo y el león llamó la atención de la ONG austríaca Four Paws, que la semana pasada comenzó a proporcionar comida y tratamiento veterinario a ambos, lo cual ha tenido un resultado rápido y evidente. Sin embargo, los dos animales tienen problemas dentales, continúan por debajo de su peso normal, la osa padece neumonía y el león, una dolencia en las articulaciones y una enfermedad cutánea que le ha provocado calvas en varias partes del cuerpo.

EFE | Madrid | 25/02/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.