La lava del volcán de La Palma está creando un cono en la zona de la Playa Nueva (Todoque) al precipitarse por el acantilado directamente al mar. Se trata de una especie de montaña que se origina precisamente por esos fragmentos de lava que entran en contacto con el agua y han generado ya un depósito de 50 metros de profundidad.

La imagen que ha conseguido tomar el Instituto Español de Oceanografía muestra a la perfección cómo está siendo el impacto de la lava incandescente en el océano. Los fragmentos de lava se van depositando según caen por el precipicio, se amontonan, y van subiendo hacia arriba formando una especie de pirámide o gran abanico de lava en la vertical.

Como especifica el geólogo y divulgador científico Nahúm Méndez a laSexta, parece que "está creciendo la línea de costa y especialmente en la vertical". También David Calvo, portavoz de INVOLCAN, ha destacado que se está formando un cono de deyección (acumulación de sedimentos al pie del volcán).

Previsiblemente, advierte, podremos ver la formación de un pequeño delta de lava que también es bastante habitual en islas como La Palma. En este contexto, considera el experto, "la isla de La Palma empieza a ser un poquito más grande".

En el vídeo que acompaña estas líneas además se puede ver un plano muy clarificador de la situación en el que se observa a un lado, la zona principal del volcán, y al otro el nuevo cono que se está formando en el mar con los escombros volcánicos.