Más de dos meses seguidos en erupción y sin visos claros de que la situación se vaya a estabilizar a corto plazo. La Palma despierta otro día más -65 van ya- con la misma sensación de miedo e incertidumbre que invadió a toda la población de la isla canaria cuando, el pasado 19 de septiembre, el volcán de Cumbre Vieja comenzó a expulsar grandes cantidades de lava y ceniza que, a día de hoy, han cambiado drásticamente la vida de los vecinos y el paisaje de una zona todavía en grave riesgo.

Actualmente, se mantienen activas tres bocas principales con gran explosividad -pasa del nivel 2 al 3- y la lava, que sigue expandiéndose por el terreno a gran velocidad, ha superado con creces las 1.060 hectáreas ocupadas. En este sentido, según ha informado el Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (PEVOLCA), el continuo aporte lávico a través de tubos volcánicos ha provocado que las coladas 4 y 7 -las que se encuentran entre las montañas de Todoque y de la Laguna- se hayan unido. Esto ha provocado, finalmente, que la lava llegue de nuevo al volcán.

Desde el instante en que ha tocado el agua ha comenzado a formarse un increíble penacho de humo, así como una segunda fajana, siendo esta la primera vez que se forman dos fajanas en un volcán de La Palma. Se trata de un momento peligroso, pues ese vapor de agua que se forma por el rápido enfriamiento de la lava hace que se libere ácido clorhídrico en el ambiente. Esta es la cuarta entrada de lava en el mar desde el comienzo de la erupción.

Asimismo, también se han registrado aportes lávicos en las coladas 1, 2 y 9. Además, se han producido desbordamientos en el lago de lava del cono principal. Todo este escenario ha provocado que ya haya casi 1.500 edificaciones afectadas por el estallido del volcán, siendo 1.184 de ellas de us residencial. De igual forma se han visto perjudicadas por la lava y la ceniza 314,2 hectáreas de cultivos, 66,5 kilómetros de carreteras y, actualmente, 2.120 personas se han visto afectadas por estos fenómenos.

Es por ello que, como han indicado desde el PEVOLCA a laSexta, la Consejería ha tramitado un anticipo de 13 millones del plan de ayudas para el sector platanero afectado por el volcán. La calidad del aire, clasificada como mala este lunes, también preocupa por la inmensa columna de humo que sigue reinando sobre la isla. Ahora mismo cuenta con una altura de 2.000 metros, emitiendo entre 7.000 y 18.000 toneladas diarias de dióxido de azufre y entre 2.200 y 2.600 toneladas de dióxido de carbono.

En la superficie, cabe señalar que el Instituto de Sismología ha registrado un terremoto de 4.5 de magnitud en el cálculo automático, si bien se está a la espera de revisar estos datos para confirmarlos. La mayoría de terremotos registrados en las últimas horas se han dado a profundidad. Se ha dado una leve recuperación del tremor con respecto a días anteriores. En esta línea, la deformación ha vuelto a subir tras bajar en domingo, ganamos cuatro centímetros en 24 horas.

El viento podría afectar a la operatividad del Aeropuerto de La Palma, inoperativo por la acumulación de ceniza en pistas

En cuanto al viento en superficie, es suave, si bien a partir del miércoles regresarán los alisios -viento de las regiones intertropicales que sopla de manera regular de este a oeste- y se intensificarán desde el jueves. Actualmente, se prevé que parta del oeste hasta el viernes, por lo que, hasta entonces, la ceniza será esparcida hacia el este de la isla. Esto podría afectar a la operatividad del Aeropuerto de La Palma, que actualmente se encuentra inoperativo por la acumulación de ceniza en las pistas.

Así, continúan las labores de limpieza en las instalaciones, pero sin previsión temporal de apertura. Para hoy estaban programados 20 vuelos -14 de ellos a Tenerife Norte, cuatro a Gran Canaria y dos a Madrid, y por ahora se han dado diez cancelaciones confirmadas. No obstante, durante el día se irán actualizando estos datos. El resto de aeropuertos de la isla sí están operativos.

En cuanto a la situación sobre el terreno por las precipitaciones, llega la temporada más lluviosa del año a Canarias. Este lunes entra un frente debilitado por el oeste, y el miércoles, otro por el norte. Así, se prevé poca agua hasta el jueves. Entre este día y el domingo podría llover mucho, sobre todo el viernes, jornada en la que además podrían registrarse tormentas. Se prevén más de 50 litros por metro cuadrado en la zona del volcán, y más de 120 al nordeste.