Muebles destrozados, suciedad por todas partes, el horno abrasado... Así es como se ha encontrado una familia su domicilio después de que los inquilinos se marcharan. Los ocupantes, que dejaron de pagar el alquiler tres meses, dejaron la vivienda en un estado lamentable.

"Mis padres alquilaron nuestra casa de toda la vida para poder pagar la hipoteca. La alquilaron a una familia que, después de tres meses sin pagar, nos la ha devuelto así. Han quemado muebles, han desaparecido otros y han destrozado otros tantos", afirma Carla Sanz, la hija de la familia en su cuenta de Twitter.

 

Su denuncia en las redes sociales viene acompañada de imágenes y un vídeo del estado en el que quedó la vivienda. "El frigorífico podrido, bichos en la cocina, el horno está abrasado... Cuando llegas a la terraza, ves la barbacoa quemada también, el balancín roto también".

 

La joven se lamenta que sus padres no podrán volver a alquilar la vivienda hasta arreglar todos los desperfectos, "cosa imposible porque no tienen el dinero suficiente", añade. Presa de la indignación y la impotencia, Carla se pregunta qué tipo de personas hacen esto: "¿por qué lo hacen? ¿cómo son capaces de destrozar una casa así?".

 

Tras las muestras de apoyo recibidas tras su denuncia en las redes, la joven ha dado las gracias y ha informado de que lucharán hasta el final. "Hoy viene el perito del seguro a ver nuestra casa. Sabemos que será un proceso largo, pero vamos a luchar".