La policía le había perdido la pista cuando quedó en libertad tras varios atracos en Valencia, pero el ladrón conocido por usar burundanga ha vuelto a robar, en esta ocasión en Cataluña y también en un bar regentado por un trabajador chino, como venía siendo su 'modus operandi'.

Las cámaras de seguridad del local han conseguido identificarle. En el vídeo registrado se ve cómo estando en la barra saca algo de su bolso, se asegura de que nadie le observa, y cuando el camarero se distrae le echa algo en el zumo que se está tomando.

Es entonces es cuando aprovecha para saquear la caja registradora, en esta ocasión unos 650 euros. Pero no es la primera vez que lo hace. Bajo el mismo método ha cometido ya unos siete atracos, que se sepan, porque es muy profesional y puede haber afectados que no sepan que han sido víctima de este método.

Se le conoce como el ladrón de la burundanga porque el medicamento que utiliza, la benzocaína, en altas dosis, provoca efectos muy similares. La última de sus víctimas estuvo 12 horas inconsciente, pero en dosis incontroladas podría incluso llegar a matar a la persona.

En el vídeo de otro asalto, de marzo del año pasado, se puede ver el mismo 'modus operandi'. Pidió algo para comer, y cuando la camarera se giró para cobrarle le echó la sustancia en la bebida. Un cuarto de hora después, la trabajadora ya no reaccionaba, momento que aprovechó para robar miles de euros.

Sus víctimas son siempre de origen chino, porque conoce que esta comunidad suele guardar cantidades de dinero importantes en las cajas registradoras.

Por los asaltos del año pasado estuvo en prisión preventiva. Ahora está en búsqueda y captura y se le podrían atribuir delitos contra la salud pública, por lesiones y por robo.