El Pirineo catalán ha amanecido cubierto con una capa de nieve, tal y como había podido verse durante los últimos días en los Alpes suizos e italianos. Así lo ha mostrado la estación de esquí Vallter 2000, en Girona, en su cuenta de Twitter.

 

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé que la cota de nieve en esta zona sea de entre 1.800 y 2.000 metros, llegando a subir hasta los 2.200, y se espera un espesor de entre 10 y 20 centímetros.

La DANA (depresión aislada en niveles altos), que ha entrado por el litoral cantábrico y que recorrerá la península, hará descender notablemente las temperaturas y dejará a 27 provincias en riesgo por lluvias, tormentas y fuertes vientos.

Almería, Granada, Huesca, Zaragoza, Avila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Madrid, Barcelona, Girona, Castellón, las Islas Baleares y La Rioja estarán en riesgo por fuertes vientos que podrán alcanzar entre los 70-90 km/h.

Por su parte, Almería, Cádiz, Granada, Málaga, Tarragona, Ceuta, Melilla, Mallorca, Ibiza y Formentera estarán en riesgo por vientos costeros. En el caso de Granada, Málaga y Melilla podrán registrar olas de tres metros de alto.

Del mismo modo, continuarán en riesgo por precipitaciones Barcelona, Girona, el litoral cántabro, y las islas Baleares donde el riesgo es importante tanto por lluvias como por tormentas. Las temperaturas descenderán, con la mayor bajada dándose en Calamocha (Teruel), donde pasarán de los 29ºC a los 17ºC.