María Martínez, la madre murciana que ha usado el veto parental impulsado por Vox para evitar que su hija estuviera presente en la visita del presidente de la región al colegio de su hija, ha tenido un encuentro con el propio López Miras (PP).

Esta misma mañana, la mujer ha acudido al centro y le ha entregado personalmente la carta en la que exige que su hija no participe en esa actividad. Además, se ha enfrentado al político, como se puede ver en el vídeo que acompaña estas líneas.

"Nos han dado el arma y, lamentablemente la uso contra usted"

"Como ustedes nos han dado el arma del pin parental, pues yo lamentablemente la uso contra usted", le ha explicado, a lo que López Miras ha respondido: "Y me gusta". María ha vuelto a responder visiblemente enfadada: "El pin parental no es libertad".

Además de entregarle la carta al presidente, también lo ha hecho con la consejera de Educación, Esperanza Moreno. "Tengo conocimiento de la carta y le agradezco que me la entregue en mano. Sé que hay más administraciones involucradas, así que, como Gobierno que somos, intentaremos hacer todo lo posible por que su hija esté en mejores condiciones", le ha respondido.

La madre ha aprovechado en esa misiva para denunciar que a su hija le han retirado las ayudas por discapacidad al considerar "un psicólogo que la atendió durante diez minutos" que su cerebro "ya había madurado del todo". Como resultado de eso le retiraron la condición de persona con discapacidad.

María explica que su hija tiene hidrocefalia y lleva una válvula en el cráneo y señala que el diagnóstico de este profesional del IMAS "es contrario a todos los neurocirujanos que han visto" a su hija durante 19 años.

Esta es la carta completa que maría le ha entregado a López Miras:

"Me dirijo a los señores gobernantes de la Región de Murcia, que según me ha informado mi hija vienen el día 19 de febrero a visitar el instituto en el que ella estudia. Mi hija tiene 19 años y hasta los 18 tenía un 34% de discapacidad (Su diagnóstico es hidrocefalia y es portadora de una válvula ventrículo craneal). Cuando cumplió los 18 años, en la correspondiente revisión de su discapacidad en el IMAS, un psicólogo que la atendió durante diez minutos, decidió quitarle totalmente la discapacidad, porque dijo que el cerebro de mi hija había madurado del todo.

Felicito al IMAS por los grandes profesionales que tiene, porque su diagnostico es contrario a todos los neurocirujanos que han visto a mi hija durante 19 años. El quitarle dicha discapacidad supone condenar a mi hija a cerrarle el 50% de sus opciones de futuro, ya sean de educación o laborales, por ello mi marido y yo estamos apoyando al máximo a mi hija en sus estudios. Bastantes problemas de carencias de materiales y personal, como para que vengan ustedes a hacerles perder clases.

Al día de hoy, mi hija es dependiente y yo soy su cuidadora y al ser mayor de edad ustedes me dirán que yo no tengo derecho a decidir sobre mi hija, pero como cuidadora legal lo tengo.

Haciendo uso del derecho que ustedes me han dado NO AUTORIZO a mi hija a que pierda ni un solo minuto lectivo por su visita, sobre la que dicho sea de paso ni a mi hija ni a mí nos han explicado el motivo de la misma.

No obstante, les informo que en conocimiento de que el Estado Español ampara los derechos de mi hija y míos, voy a consultar con profesionales administrativos y legales para hacer valer el derecho a PIN PARENTAL, que ustedes nos han impuesto en la Región de Murcia. Sobra decir que mis acciones van contra ustedes.

Acosan e insultan a su hija por usar el veto parental

María Martínez ha denunciado que su hija está recibiendo graves insultos y acoso por la decisión. "Lo peor de esta situación es lo que está viviendo mi hija. Desde ayer está viviendo acoso e insultos de compañeros de su clase, está siendo terrible. Acabo de leer el chat de grupo de Whatsapp de la clase de mi hija", explica.

"La verdad que envían unas fotos y unos insultos hacia mí muy difíciles de digerir. Mi hija es mulata y lo primero son insultos de negra, luego fotos de Hitler, de Mussolini, de Franco, la esvástica… La llaman 'negra', 'estás loca’, nombrando a mis familiares fallecidos", ha denunciado ante las cámaras de laSexta.

"Si yo intento ejercer un derecho legal con todo el respeto del mundo, me planteo por qué los compañeros de mi hija van contra mi hija ¿Ahora como envío a mi hija mañana a este colegio?", ha lanzado.