Filia, un león del Safari Park Taigan, ha protagonizado unas curiosas imágenes. Se acercó a un vehículo de unos turistas y su único objetivo no era devorarlos, sino jugar con ellos. El animal comienza a acercarse a los pasajeros para que lo acaricien y abracen.