Oculta en una maleta en el interior del maletero de un coche. Así intentaba entrar en Almería una mujer que venía en un buque procedente de Nador, Marruecos.

Cuando ha sido rescatada por la Guardia Civil, la mujer se encontraba, encogida, estremecida, deshidratada y tan agotada que apenas podía ponerse en pie. Debido a su grave estado de salud, la migrante tuvo que ser asistida por los servicios de emergencia.

Los agentes han detenido a la conductora del vehículo por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Sin haber acabado el año, la Guardia Civil de Almería ha socorrido a 98 personas ocultas en equipajes o en el interior de vehículos, así como aquellos que saltaron de embarcaciones que venían del norte de África.