LE GOLPEÓ CON UN HACHA

LE GOLPEÓ CON UN HACHA

La Guardia Civil encuentra la ropa de Gabriel Cruz en el contenedor donde la había tirado Ana Julia Quezada

Ana Julia Quezada ha confesado el asesinato de Gabriel Cruz asegurando que se encontró al pequeño saliendo del domicilio de su abuela y le propuso ir a Rodalquilar a hacer unos trabajos en la finca familiar. Según confiesa, allí tuvieron una discusión que ella zanjó con un golpe en la cabeza, el menor perdió el conocimiento y, según Quezada, se asustó y lo asfixió. Posteriormente hizo un enterramiento junto a un aljibe, le quito la ropa y la tiró a un contenedor donde la Guardia Civil, guiados por ella, la ha recuperado.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.