El mayor arrecife del mundo, la Gran Barrera de Coral de Australia que se extiende por más 2.300 kilómetros y alberga 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 moluscos, se está muriendo. El responsable es el calentamiento global; su estado ha pasado de 'malo' a 'muy malo' en pocos años.

Un exhaustivo informe encargado por el Gobierno alerta de su grave degradación; es urgente, advierten, y una acción nacional y global. La Gran Barrera de Coral de Australia se encuentra en "muy malas" condiciones a causa del cambio climático.

Algunas partes de los arrecifes han permanecido en buenas condiciones, pero algunas especies, como delfines, tiburones, rayas o tortugas están amenazadas.

En relación con esto, la directora de la Sociedad de Conservación Marina Australiana, Imogen Zethoven, ha recordado que no es la primera advertencia que recibe la Gran Barrera de Coral pero nunca se ha intentado frenar su decadencia.

"Este es el tercer informe, hemos tenido diez años de advertencias, diez años de aumento de las emisiones de efecto invernadero y diez años observando al arrecife dirigirse a una catástrofe", ha recalcado a Reuters.