Frente al Ministerio de Sanidad enfermeras madrileñas alzan la voz para pedir una mejora de sus condiciones laborales. Organizadas por el movimiento Enfermería de Madrid Unida las trabajadoras y trabajadores del gremio aseguran que ya no pueden más: "Somos indispensables pero tenemos sueldos miserables", denuncian.

Entre sus reivindicaciones principales se encuentra la de establecer unos ratios "justos", porque ahora, explican, una misma enfermera tiene que atender al mismo tiempo a 20 pacientes, lo que imposibilita darles el tiempo y el trato que merecen.

También reclaman que se implanten las especialidades, ya que todo el esfuerzo, el tiempo y el dinero que invierten durante su carrera en prepararse y formarse no se ve recompensado económicamente cuando consiguen un trabajo.

 

Además piden una equiparación salariar respecto al resto de comunidades autónomas. Aseguran que "la vocación no justifica la explotación" que llevan sufriendo especialmente durante los meses de la pandemia del coronavirus, cuando se ha intensificado.

Al mismo tiempo que se ha celebrado la concentración de enfermeras y enfermeros, unas 300 personas de diferentes asociaciones vecinales han formado también este domingo una cadena de pancartas desde la Puerta del Sol hasta la Consejería de Sanidad madrileña para pedir que se refuerce la atención primaria para afrontar la crisis sanitaria de la COVID-19.

"Hemos convocado a a las asociaciones vecinales para hacer una cadena de pancartas entre la Puerta del Sol (sede de la Comunidad de Madrid) y la Consejería de Sanidad para reclamar el refuerzo de la Atención Primaria en los barrios y municipios", ha explicado el presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Quique Villalobos.

"¿Que cómo se llama el virus? El virus se llama Ayuso", "Nada, nada. Nada para la privada", o "Tu sanidad no se vende, tu sanidad se defiende", han sido algunas de las reivindicaciones que los manifestantes han gritado a lo largo de la calle Aduana hasta la Puerta del Sol.