UNO DE ELLOS SE ENCUENTRA EN PRISIÓN

UNO DE ELLOS SE ENCUENTRA EN PRISIÓN

La defensa de los sospechosos del homicidio de un joven en Lloret de Mar alega que estaban bajo los efectos de las drogas

Los tres sospechosos del homicidio de Niccolò están imputados, aunque sólo el autor de la patada mortal permanece en prisión. Su defensa alega que en el momento de la agresión estaban bajo los efectos del alcohol y las drogas.

El juez los dejó en libertad, excepto a uno de ellos, al autor de la patada mortal. Mostró su arrepentimiento ante el juez y aseguró que lo hizo bajo los efectos del alcohol. Carles Pasarell, abogado de la defensa, dice que los chavales le contaron que "habían bebido whisky, un porro de hachís y una pastilla".

La Policía investiga a los tres chavales de origen checheno. Sospecha de su preparación física, su fuerza y su destreza golpeando. Todos son chicos de gimnasio, amantes de las artes marciales. Uno de ellos es vigilante de seguridad y oposita para ser policía en Francia, donde viven.

Pasarell dice que "se ve que son chicos fuertes pero no tiene nada que ver con que sean chechenos". Venían a pasar unos días a España pero, la pelea cambió el rumbo de sus vacaciones.

El padre de la víctima, emocionado, no entiende porque nadie ayudó a su hijo. "Me lo han matado como si fuera un saco y nadie hizo nada", relata el padre del fallecido. El Ayuntamiento se presentará como acusación contra los chavales, también lo harán los propietarios de la discoteca por la gravedad de los hechos.

Joaquin Boadas, abogado de la discoteca, dice que pedirán "la pena máxima, que son 14 años". La familia de Niccolò ya está en España para saber porque su hijo murió en la puerta de una discoteca

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 15/08/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.