La primera vez que Vicky leyó en la Constitución que las personas con discapacidad eran, literalmente, "disminuidos" no daba crédito. "Recuerdo que tuve que hacer una pausa porque no estaba dando crédito a lo que estaba leyendo", ha contado Vicky Bendito, periodista e impulsora de una iniciativa en 'Change.org'.

Se refiere al artículo 49 de la Constitución en el que se definen los discapacitados como disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, un término que el Gobierno rechaza. "No se puede llamar disminuido a nadie, de ninguna manera, en un país como el nuestro es una terminología que está superada", ha declarado Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno.

Para Vicky y muchas personas con discapacidad es un término que está desfasado porque cuando se redactó la Constitución no había una conciencia social de los derechos de las personas con discapacidad, expresión recogida por la Convención de Derechos de Personas Con Discapacidad de la ONU de la cual, España es firmante.

"No tiene sentido que hayas firmado un tratado internacional y mantengas la palabra disminuido en tu ley de leyes", ha denunciado Vicky Bendito. Por este motivo, ha iniciado una petición en change.org, que han firmado ya cerca de 80.000 personas.

"De la misma manera que se están modificando en términos de la Real Academia por considerarlos sexistas o racistas, este termino debería cambiarse por una cuestión de dignidad", ha señalado Bendito.

Si se mira la RAE y se busca el término 'discapacitado' se puede leer: "Que padece una disminución física sensorial o psíquica que la incapacita total o parcialmente". Y si se busca 'disminuido' se define como "que ha perdido fuerzas o aptitudes".

"Tenemos que trascender esa visión paternalista, rehabilitadora de las personas con discapacidad", explica Jesús Martín, delegado del CERMI Estatal para los Derechos Humanos para la Convención de la ONU. Tanto Vicky como Jesús aseguran que si hay algo que incapacita en la vida son las enfermedades, nunca las personas.