Casi seis millones de personas siguen sin acceso a programas de cribado de cáncer de colón. Una sencilla prueba que puede salvar la vida y cuyo coste no supera los dos euros para la Administración.

"Si tienes que pasar a la segunda prueba, el coste es de 180 euros; frente a los 27.000 euros que cuesta tratar a una persona con cáncer", asegura Inés Entrecanales, vicepresidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer.

La implantación de esta prueba fundamental para los expertos no se realiza de forma generalizada en todas las Comunidades Autónomas. La Asociación española contra el cáncer denuncia los puntos negros de cobertura en España.

Andalucía, Extremadura, Madrid, Asturias, Ceuta y Melilla tienen un grado de implantación por debajo del 20%, Estas cuatro Comunidades y las dos ciudades autónomas, de hecho, son las que cuentan con un mayor índice de mortalidad por este cáncer.

Entrecanales añade que "existe una relación entre el cribado y la supervivencia porque lo que asegura el cribado son dos cosas muy importantes: pueden curarte si te lo detectan de una forma precoz y además puedes evitar tener un cáncer".

En País Vasco, Navarra, La Rioja, Comunidad Valenciana y Cantabria, en cambio, se realizan al 100% de las personas en edad de riesgo, de los 50 a los 69 años.

El cáncer de colón es el más frecuentemente diagnosticado en la población española y su detección precoz es fundamental para la supervivencia. El 90% de ellos se cura si se detecta a tiempo la enfermedad.

No obstante, los expertos aconsejan una vida sana, que incluya una dieta rica en frutas y verduras; olvidando el alcohol y las drogas para prevenir.