Ángel Hernández no será finalmente castigado por ayudar a morir a su esposa, María José Carrasco, enferma terminal de esclerosis múltiple. La justicia madrileña le ha absuelto del delito de cooperación al suicidio del que estaba acusado por presuntamente haber ayudado a María José Carrasco a poner fin a su vida el 3 de abril de 2019, siguiendo su voluntad.

El pasado 30 de junio, tras la entrada en vigor de la ley de la eutanasia, la Fiscalía retiró la acusación dirigida contra Ángel Hernández, la única en el procedimiento.

"Al haberse retirado –dice la resolución-, la única acusación personada en las acusaciones, de acuerdo con la doctrina, procede dictar sentencia absolutoria con todos los pronunciamientos favorables, no procediendo el sobreseimiento libre solicitado al amparo del artículo 637 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, al haberse ya acordado por el órgano instructor la apertura de juicio oral mediante auto de 3 de noviembre de 2020".

En el marco de la sentencia absolutoria, quedan sin efecto las medidas cautelares que se acordaron durante la instrucción de la causa. Contra esta sentencia cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.

María José Carrasco sufría esclerosis múltiple desde hace 30 años y su marido la ayudó a morir. Esta conducta estaba penada por el Código Penal al constituir un delito de cooperación al suicidio, penado con hasta 10 años.

Carrasco murió el 3 de abril de 2019 en su domicilio cuando, estando solos el matrimonio en la vivienda, y tras el deseo "constante" de la enferma de acabar con su vida, su marido vertió un medicamento en un vaso, se lo acercó a su mujer que lo ingirió con una pajita. A los diez minutos María José falleció.

Un equipo del programa El Intermedio de laSexta acompañó a Ángel en ese duro proceso y recogió sus primeras palabras tras la muerte de su mujer y la llamada que hizo a emergencias tras los hechos. En el siguiente vídeo puedes ver esos instantes.