Un juez en Argentina ha absuelto a un imputado por abuso sexual porque usó preservativo. "No puedo entender cómo, si va a tener relaciones forzadas, y empujándola y sometiéndola, se tome el tiempo… No puedo reconstruir cómo hace para colocarse el profiláctico y luego avanzar sobre el cuerpo de la víctima que, según lo que está acá, se negaba".

Es el argumento empleado por el magistrado para dejar en libertad a un albañil que trabajaba en una construcción cercana a la casa de la víctima para, supuestamente, ingresar en el domicilio y abusar de ella. La mujer lo denunció al Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe, pero el juez lo ha desestimado.

Y eso a pesar del informe pericial que indicaba que la mujer sufrió lesiones compatibles con abuso sexual: "Pueden haber pasado varias cosas, como que se inició como algo consentido o desde el sometimiento… Lo que no puedo relacionar y entrar en la lógica de colocarse el profiláctico para mantener esta relación cuando está sometiendo a la víctima", ha alegado el juez.

Colectivos feministas se han movilizado para protestar contra esta decisión. Laura Mondino, concejala de Santa Fe por el Frente Progresista Cívico Social, escribió en su Twitter: "En un día tan sentido para el movimiento de las mujeres, hoy sin marchas en las calles pero con la contundencia de un grito que se repite día a día, nos sumamos al reclamo de la Mesa Ni Una Menos Santa Fe y subrayamos el deber de los funcionarios judiciales de garantizar nuestra seguridad y proteger nuestros derechos".

 

Este escrito viene a colación del aniversario del movimiento de activistas feministas "Ni una menos", el cual ha cumplido seis años de lucha. En Argentina se han registrado 1.733 feminicidios desde el año 2015, según recogen organizaciones sociales.