Un juez de Buenos Aires ha dictaminado en una simbólica sentencia que Metrovías, empresa responsable del servicio de metro en la capital argentina, no puede cobrar a los usuarios si no funcionan las escaleras mecánicas o los ascensores de las estaciones, aunque la compañía ya ha anunciado que recurrirá.

El titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario número 2 considera legítima la queja de un usuario y sentencia que los pasajeros "se encontrarán exentos de abonar la tarifa fijada para acceder al servicio regular" de metro si no funcionan "los medios mecánicos de elevación".

Así, ha instado a Metrovías a adoptar las medidas necesarias para garantizar que el usuario no paga por el servicio en el momento de entrar o para reintegrar el importe en caso de que la queja llegue con el pasajero ya en el interior de las instalaciones, según el texto recogido por el diario 'La Nación'.

Fuentes de Metrovías han tachado de "arbitrario" el fallo y han advertido de que presentarán recurso. En este sentido, han defendido que el servicio cuenta con un plan de accesibilidad "en plena implementación" que ha sido entregado al juez durante el proceso judicial.