En Daimús, el agua entró con tanta fuerza en la playa que se comió incluso un chiringuito que quedó totalmente anegado y del que solo se pudo salvar parte del mobiliario. Por su parte, En Piles, el mar estaba tan bravo que llegó a meterse en el paseo marítimo.

Sagunto ha sido otra localidad afectada, tanto que la lluvia ha hecho prácticamente intransitables algunas calles del municipio. Es una de las zonas donde más agua ha caído, con más de 70 litros por metro cuadrado.

Y los destrozos también han ocurrido en Cullera, con casetas derribadas y las hamacas cubiertas por el agua y un fuerte viento que también se ha notado en Burriana, donde el Ayuntamiento ha suspendido algunos actos programados.

Los bomberos han tenido que actuar en Nules por las inundaciones en algunas calles de la localidad, mientras que en Xàbia han sido previsores construyendo un un dique de contención ante el aviso de temporal.

El temporal ya ha dejado a más de 25.000 alumnos de la Comunidad Valenciana sin poder ir a clase.