Las redes sociales no se quedaron impasibles ante la aparición de la esquela de Emilio Miró Paniello, el hombre que había "dejado este mundo sin haber aportado nada de interés". Ahora un hilo de twitter cuenta su historia, y puede que a fin de cuentas, Emilio, fuera un hombre interesante.

 

El periodista Oriol Querol descubrió en una especie de anticuario un conjunto de objetos que llamaron especialmente su atención. Cintas de vídeo, grabaciones, objetos de un químico y una especie de diario que acabó comprando al leer su firma: Emilio Miró Paniello.

El diario de este hombre, que falleció "dejando este mundo sin haber aportado nada de interés", escondía una intrigante historia. Emilio dejó reflejado en su diario tanto los temas de actualidad de la época como todas sus inquietudes, hablaba del amor, de dios y, como buen químico, consiguió comparar un tema tan trascendental como el amor con la química, concretamente, con el agua oxigenada.

 

El amor pudo ser la mayor inquietud de la vida de Emilio, que cuenta en el diario el que fue el verano más intenso de su vida. Emilio mantenía una relación epistolar con su prima Mari, ella vivía en un pueblo de Huesca, donde se vieron la última vez, y él en Barcelona.

Emilio estaba enamorado de Mari, escribía cartas a diario para ella, y al no recibirlas con tanta frecuencia, se llegaba a obsesionar. "¿Cuando podremos estar juntos, dios quiera que sea pronto?", se preguntaba.

 

Acabó invitando a Mari a Barcelona y, tras días esperando su respuesta, Mari aceptó. Iría a visitarle en verano. La visita de Mari llenó de felicidad a Emilio, pero este no se atrevió a confesar lo que sentía. Tras su visita, en invierno, el diario acababa dejando la incógnita de si Emilio y Mari volverían a encontrarse.

Oriol ha investigado desde entonces, si Mari seguía viva y si podía ponerse en contacto con ella, para ponerle final a esta historia. Y es que Emilio dejó reflejado en su diario que quería que fuese ella, la protagonista, la que leyera las páginas de su diario.

Y acabó consiguiendo contactar con Mari, llegando al desenlace de la historia, y cumpliendo el último deseo de ese hombre que, después de todo, había dejado en el mundo una historia de amor, no correspondido, pero de lo más intrigante.