El Ministerio del Interior ha denegado un 82% de solicitudes presentadas por afectados por los atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils (Tarragona), según datos de la Unidad de Atención y Valoración a los Afectados por el Terrorismo (Uavat).

En una rueda de prensa este miércoles en el Ayuntamiento de Barcelona, la coordinadora de la entidad, Elisa Micciola, ha detallado que gracias a un convenio con el consistorio han atendido a 210 afectados, de los que 117 iniciaron trámites ante el Ministerio del Interior como el reconocimiento de víctima de terrorismo y para recibir asistencia psicológica, lo que ha calificado de "muy importante".

La Uavat tiene constancia de que 77 personas de las 117 ya han recibido una respuesta del Ministerio y 14 han sido reconocidas como víctimas de terrorismo y han recibido una propuesta de indemnización --13 son heridos físicos y uno es herido psicológico--, pero los 63 solicitantes restantes afectados psicológicamente han recibido una denegación. Micciola ha indicado que las denegaciones "se fundamentan en argumentos que, a menudo, no son coherentes" desde la perspectiva clínica.

La presidenta de la Uavat, Sara Bosch, ha asegurado que hace falta una reflexión tras las denegaciones y ha explicado que la entidad solo tiene constancia de que se haya reconocido a una única víctima psicológica por parte del Ministerio y ha pedido que se haga pública la cifra de afectados psicológicos reconocidos.

Además, ha explicado que una de las razones que alega el Ministerio para denegar las solicitudes es que las personas afectadas no constan "en el listado de heridos aportado por la Generalitat", por lo que también ha pedido a la administración catalana que mejore sus instrumentos y su coordinación.

Otros argumentos que Uavat ha observado en las respuestas a solicitantes es que "no ha quedado acreditada su presencia en el lugar de los hechos" --como indicaron a un trabajador de un quiosco de La Rambla--, que no estaban en la trayectoria de 500 metros de la furgoneta del atentado en La Rambla, que no es posible concluir que haya lesiones indemnizables o que son peticiones extemporáneas, entre otros.

La Uavat ha atendido a 76 personas que han ejercido su derecho de acusación particular para estar representadas en el juicio por los atentados, y ocho han recibido una respuesta desestimatoria de su personación. Sara Bosch ha comentado que en 20 casos analizados hay siete en los que existe desacuerdo entre el Ministerio y los forenses de la Audiencia Nacional en el reconocimiento --el Ministerio lo acepta en un caso en el que los forenses lo deniegan, pero en seis casos es a la inversa--, y ha opinado que las denegaciones de Interior registradas por la Uavat responden a que "las víctimas cuestan dinero".