Continúan los trabajos para controlar los incendios forestales en Galicia. Por el momento el único que no ha sido estabilizado es el activo en Lobios (Ourense), que ya ha quemado unas 400 hectáreas del Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés en el que falleció el piloto de un hidroavión portugués y el copiloto resultó herido.

El helicóptero 'Pesca 1' de la Xunta se desplazó al lugar para asistir a los ocupantes de la aeronove. El herido, que sufrió politraumatismos, fue trasladado a un hospital luso por un helicóptero medicalizado del país vecino. Las ultimas estimaciones sitúan la superficie afectada en unas 400 hectáreas del Parque Natural Baixa Limia-Srra do Xurés, después de entrar el fuego por Portugal.

En su control han trabajado hasta el momento un técnico, 13 agentes, 35 brigadas, 15 motobombas, dos palas, nueve aviones y nueve helicópteros, así como efectivos de la Unidad Militar de Emerxencias (UME).

Otros tres fuegos, estabilizados

El que sí está estabilizado desde la noche del domingo, según ha informado la Consellería do Medio Rural, es el declarado en la parroquia de Requiás tras quemar 50 hectáreas. Para su extinción han sido movilizados hasta el momento seis agentes, 24 brigadas, 16 motobombas, una pala, nueve aviones y siete helicópteros.

Además, un nuevo incendio en la misma zona también ha sido controlado tras quemar, según las primeras estimaciones, una hectárea rasa, al parecer, el fuego se originó a la 1.07 horas y fue estabilizado a las 2.50 horas.

Han sido movilizados dos agentes, cuatro brigadas y dos motobombas. Medio Rural ha subrayado que se trata del cuarto incendio registrado en esta parroquia ourensana y el sexto que afecta al Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés desde la noche del pasado jueves.

Mientras, sigue controlado desde las 19,43 horas de este domingo un incendio en la parroquia de Moreiras en el municipio ourensano de Toén que se inició el viernes y afecta a unas 250 hectáreas. Para su extinción han sido movilizados tres técnicos, 15 agentes, 41 brigadas, 28 motobombas, tres palas, 12 aviones y nueve helicópteros, además de afectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Por su parte, también se mantiene controlado desde las 19,53 horas de este domingo el incendio declarado en el municipio ourensano de Chandrexa de Queixa, en la parroquia de Requeixo. Este fuego se originó el sábado y, según las últimas estimaciones, ha quemado unas 25 hectáreas. En su control han trabajado hasta el momento cuatro agentes, 12 brigadas, dos motobombas, dos aviones y tres helicópteros.