El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha lamentado los altercados provocados por un grupo de "20 o 30 indeseables" en sus fiestas populares y ha asegurado que la Policía se encuentra trabajando para identificar y posteriormente detener a los responsables.

El segundo teniente de alcalde y concejal de seguridad ciudadana, Alberto Blázquez, se ha dirigido a los medios de comunicación para aclarar que en el altercado "no ha habido ningún tiroteo" dentro del recinto ferial.

"Ni se ha producido ningún hachazo, ni ningún machetazo, ni ningún pinchazo. Además, desde el Summa 112 certifican que no han tenido ninguna atención médica y Protección Civil tampoco", ha insistido el concejal.

Asimismo, ha explicado que los disparos que varios usuarios de las redes sociales han afirmado en sus cuentas procedían del uso del material antidisturbio de la Policía Nacional, concretamente, de las pelotas de goma que "lógicamente suenan cuando se lanza".

Blázquez ha recordado que por el momento hay cuatro personas identificadas "del grupo de 20 o 30 personas de indeseables" que, según él, fueron los responsables del incidente; y que la Policía está trabajando para seguir identificando implicados en el suceso a través de las cámaras de seguridad y de vigilancia instaladas dentro del recinto ferial.

Ante la pregunta sobre si los responsables podían pertenecer a una banda juvenil, el concejal de seguridad ha subrayado que actualmente "se está investigando" si la reyerta está relacionada con un conflicto entre bandas, pero que "hay que dejarles trabajar" y que "pronto se sabrá".

En cuanto a la seguridad en la estación de Renfe, el segundo teniente de alcalde del municipio ha aseverado que hay un "operativo continuo" enfocado a dificultar la entrada a la ciudad a "personas no deseables".

Al hilo, ha detallado que hay "muchos dispositivos de prevención para bandas juveniles" y que gracias a ellos, algunos de los asistentes que participaron en los enfrentamientos acabaron en la estación donde se procedió a varias identificaciones.

Las fiestas de Alcalá de Henares acabaron la noche del sábado en una tremenda batalla campal que se inició con una pelea en una de las casetas y que se saldó con cuatro agentes de la Policía Nacional heridos por policontusiones, un detenido por un delito de desórdenes públicos, furgonetas destrozadas y contenedores quemados.

Los graves altercados que causaron el pánico a los vecinos tienen su origen a las 3.30 horas de la madrugada con una reyerta multitudinaria que se inició en la caseta ubicada en la Puerta de Alcalá. La pelea provocó la actuación inmediata del dispositivo policial desplegado en la zona formado por un centenar de agentes de la Policía Nacional y Policía Local del municipio.

Gracias al Plan de Seguridad implementado por Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil, se llevó a cabo la evacuación ordenada del recinto ferial en menos de 20 minutos, teniendo que actuar ante la intensidad de reyertas y el lanzamiento de objetos por parte de algunos individuos.

La intervención policial acabó con cuatro agentes heridos por policontusiones, un detenido por desórdenes públicas y varios vehículos destrozados.