Biólogos y oceanógrafos han dibujado hoy en las playas y en el paseo Marítimo de Barcelona una gran línea azul que indica hasta donde llegarán las olas del mar en el año 2100 si continúa el actual ritmo de calentamiento global de la Tierra.

La acción se ha llevado a cabo dentro de los actos divulgativos de la primera Bienal de Ciencia y Ciudad que ha organizado el Ayuntamiento de Barcelona y que se clausurará mañana tras más de un centenar de actividades científicas durante cinco días.

Los científicos, entre ellos el oceanógrafo y matemático del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona, Jordi Salat, han advertido que si continúa el cambio climático en el año 2100 las olas inundarán el barrio de la Barceloneta y todas las playas de la capital catalana.

Para advertir a la ciudadanía de este peligro, los científicos han dibujado una larga línea ondulada a lo largo del Paseo Marítimo que indica, según los cálculos de los investigadores, hasta donde llegarán las olas con los temporales, que inundarán los bajos de las casas que están más cerca del mar.

Dibujan una línea en el paseo marítimo de Barcelona donde los científicos prevén que llegara el mar en 2100 | Twitter @bcncultura

El objetivo de esta escenificación es, según el comisionado del Instituto de Cultura de Barcelona, Joan Subirats, visualizar los efectos del calentamiento global sobre el terreno para concienciar a la ciudadanía.

Los científicos han explicado en la Fábrica del Sol de la Barceloneta por qué está subiendo el nivel del mar, qué impacto tendrá sobre la biodiversidad marina, cómo afectará la pérdida de hielo de Groenlandia al litoral barcelonés y cómo se adaptarán a ello los humanos.