Donna Lowe, una mujer de 32 años, ha fallecido recientemente a causa de un cáncer de cuello uterino, tan solo ocho meses después de ser diagnosticada. Murió rodeada de su familia, en brazos de su marido Elliott y en compañía de sus cuatro hijos, quienes intentan adaptarse a la nueva vida sin su madre.

Visto el sufrimiento que han padecido durante los meses de la enfermedad de Donna, Elliott ha decidido compartir en redes sociales la última foto que le tomó a su esposa antes de morir en sus brazos.

Elliott busca concienciar a las mujeres para que se hagan la prueba del frotis y evitar así el sufrimiento a otras familias.

Imagen de Donna que Elliott ha compartido en sus redes sociales | Facebook Elliot Lowe

Esta prueba consiste en un procedimiento sencillo en el que el médico extrae células del cuello uterino con una especie de espátula. Las muestras se analizan para detectar un posible cáncer en sus primeras etapas y lograr un tratamiento efectivo, o para observar y prevenir cambios en ciertas células que pudiesen desembocar en cáncer.

Elliott lamenta que su mujer no se hiciese esta sencilla prueba que podría haberle salvado la vida, y según cuenta en el diario 'The Mirror', "Si salvamos a una familia, merece la pena", motivo por el cual ha decidido compartir esa foto tan personal.

Su objetivo parece que se está cumpliendo ya que cuenta que se le han acercado varias mujeres reconociéndole que gracias a su historia han ido a hacerse dicha prueba por primera vez.