Las imágenes de una cámara de seguridad han sido claves para demostrar el terrible maltrato que sufrió una mujer por parte de su expareja, de la que además tenía una orden de alejamiento.

El hombre se encuentra en prisión provisional acusado, entre otros delitos, de tentativa de homicidio, ya que llegó a obligar a su expareja a escribir una nota de suicidio.

En las imágenes que recoge el vídeo principal de esta noticia se puede ver cómo el hombre logró burlar la orden de alejamiento e irrumpir en la casa de la víctima. Allí la maniató, la amordazó e intentó secuestrarla.

Ya en la casa del detenido, la mujer fue golpeada y obligada a escribir una carta de suicidio. En un descuido de su agresor, la mujer consiguió escapar y pedir auxilio a los vecinos, que llamaron rápidamente a la Guardia Civil.

Posteriormente, los agentes pudieron detener al hombre y a su hijo de 19 años, que fue quien abrió la puerta del domicilio de la víctima. Según ha explicado el Capitán Jefe de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial, José María Zalvide Escalera, el hijo "ya había hecho comentarios culpabilizando a la víctima de la situación de violencia de género que estaba viviendo, e incluso había instado a la otra hermana menor de edad a culpabilizar a la madre".

En el registro posterior de la vivienda del detenido los agentes encontraron un hacha de grandes dimensiones. Por el momento, el hijo ha quedado en libertad con cargos y el hombre se encuentra en prisión provisional.