La Policía de Texas está buscando al sospechoso de disparar a un peluquero de la ciudad de Katy, cerca de Houston, por cortar mal el pelo a su hijo, de 13 años de edad.

El acusado disparó al peluquero tras discutir con él sobre el corte de pelo de su hijo y después huyó de la escena, según ha explicado la oficina del Sheriff a través de Twitter.

 

La víctima se encuentra estable a pesar de las heridas provocadas por los tres disparos lanzados por el sospechoso.