Un hombre de 59 años acudió al Hospital Aarhus de Dinamarca por una molestia en el orifico nasal que le impedía respirar correctamente. Los doctores pudieron observar que habia una desviación en su tabique y un cuerpo extraño dentro del orificio; lo que resultó ser un diente, según publica el estudio de 'BMJ Case Reports'.

El hombre fue sometido a una tomografía computarizada para establecer cuál era la causa exacta de dicha obstrucción y la masa taponadora resultó ser un diente intranasal. Posteriormente, los doctores procedieron a extraer el incisivo con cirugía y, tras varios días con antibiótico y suero nasal, el paciente consiguió recuperarse por completo.

Imagen del extraño caso | BMJ Case Reports

'BMJ Case Repors', autores del estudio, han señalado que se trata de un caso extremadamente excepcional que pudo producirse después de un fuerte golpe que recibió el paciente en el rostro, por el que se rompió la nariz y la mandíbula. De esta manera, los científicos barajan que un posible desplazamiento dental produjera el extraño posicionamiento.