Una madre pide ayuda para encontrar un móvil que perdió en Barcelona con unos carteles que ha pegado por toda la ciudad. El terminal es un Samsung S7 negro, y como fondo de pantalla tiene la foto de una niña pequeña "con pijama rosa sobre un sofá de color verde".

El motivo que le ha llevado a colocar los carteles es que el móvil contenía todas las fotos de su hija de cuatro años. "La copia de seguridad no funcionó y del disgusto no puedo comer ni dormir, solo tengo ganas de llorar", explica el padre desesperado.

Asegura que le da igual si "te lo has encontrado o te lo han vendido", pero que lo que realmente le importa es poder "pasar las fotos del móvil a una memoria externa". Por ello, y por el valor que tienen para él esas fotos, ofrece 500 euros de recompensa "al contado y en efectivo". "En caso de que esté reseteado también me interesa, porque hay posibilidad de recuperar las fotos (en ese caso pago 400 euros y 100 más al recuperar las fotos)", añade el hombre.

Además de los carteles, la publicación que ha compartido en Twitter una joven que se emocinó al ver el anuncio del padre ha conseguido gran difusión, superando los 30.000 retuits.

 

*Fe de errores: en esta noticia se afirmaba que la hija de la mujer que busca el móvil perdido había fallecido, una información errónea y que ha quedado rectificada en el texto de este artículo.