Una periodista que cubría desde Londres las protestas que se estaban llevando a cabo en la capital británica, tras la muerte de George Floyd a manos de un policía, ha sido asaltada en pleno directo por un hombre que llevaba un destornillador.

La reportera, Sophie Walsh, que trabaja para una cadena de televisión australiana, se encontraba en las inmediaciones de Hyde Park informando sobre una de las concentraciones que estaban teniendo lugar cuando sufrió la agresión.

Aunque el momento no se vio en pantalla, porque la cámara estaba captando las imágenes de la protesta en ese momento, Walsh pegó un fuerte grito cuando el agresor la asaltó en pleno directo con un destornillador.

 

Según ha contado, el hombre se le acercó y, supuestamente, la agarró de forma violenta. "Lo siento. Un hombre acaba de llegar y me ha agarrado. Estoy bien, pero vino un hombre y me agarró", dijo a la cámara segundos después del susto. Poco después, afirmó en Twitter que se encontraba bien.

"El hombre ha sido arrestado por amenazas de muerte y por portar un arma. Estoy en shock, pero bien. Muchas gracias a mi increíble cámara Jason Conduit que lo persiguió armado con un soporte ligero y lo arrestaron".

 

El hombre, un joven de 26 años y sin domicilio fijo aparente, fue arrestado y está acusado de poseer un arma ofensiva en un lugar público. Además, según el medio 'Evening Standard', el agresor gritó 'Allahu Akbar' antes de asaltar a la reportera, que ha agradecido a través de redes sociales las muestras de apoyo que ha recibido.