Semana teñida de negro por los asesinatos machistas. El último, en Mallorca. Un hombre ha matado a su pareja en la vivienda en la que ambos vivían.

A primera hora de este domingo, el 112 recibía un aviso informando de una agresión en una vivienda. Cinco puñaladas en tórax y abdomen le provocaban la muerte a los 59 años a la víctima. El presunto homicida ya ha sido detenido por la Guardia Civil y está a la espera de pasar a disposición judicial.

Una semana negra porque con este nuevo crimen ya son cinco las mujeres asesinadas. El lunes, España se despertaba con un asesinato múltiple en una casa de Valga, en Pontevedra.

El asesino confeso de Valga tiroteaba a su expareja delante de sus dos hijos de cuatro y siete años cuando salía para llevarles al colegio. "Efectuó los disparos con un arma corta", explicaba Maica Larriba, subdelegada del Gobierno de Pontevedra.

Junto a su expareja, mataba también a su excuñada y a su exsuegra, que se habían acercado hasta allí para protegerla al saber que él estaba esa mañana merodeando la zona.

Esto pasó este mismo lunes, pero sólo dos días después, otra mujer era acuchillada, presuntamente, por su exmarido en Madrid y también en presencia de sus hijas. "Esas niñas se quedan con ese trauma para toda su vida", ha lamentado Deisy Cabrera, testigo del crimen.

A esta vecina no se le quita la imagen de la cabeza, fue el padre de las dos niñas de ocho y diez años el que acababa, presuntamente, de apuñalar seis veces a su exmujer. "Salven a mi madre, salven a mi madre", gritaba la niña, según ha contado otra testigo.

Fue la menor de las dos la que llamó al 112, pero nada pudieron hacer su vida. "La llamada fue realizada por la menor, de ocho años, que dio todos los datos necesarios", ha explicado Javier Chivite, portavoz de Emergencias del 112 de la Comunidad de Madrid.

De nuevo, España ha vivido, presuntamente, un nuevo asesinato machista en Ses Salines, en Mallorca. El Presidente Sánchez ya lo ha condenado: "No pararemos hasta erradicar la violencia machista, que humilla, golpea y mata a las mujeres".

 

Siete días y cinco mujeres asesinadas, las cifras son reveladoras.

El 016 es el teléfono de atención a las víctimas de violencia machista. Está disponible 24 horas al día los 365 días al año. La llamada es gratuita y no deja huella en la factura, aunque hay que eliminarlo de las últimas llamadas.