Un hombre ha sido detenido en Algeciras, Cádiz, tras perpetrar presuntamente un ataque con arma blanca que deja al menos una víctima mortal. Las primeras informaciones apuntaban a que habría acabado con la vida de un sacerdote y herido de gravedad a otro, pero fuentes policiales han precisado posteriormente que el fallecido es un sacristán y el herido muy grave, un párroco.

Los hechos han ocurrido poco antes de las 20:00 horas de este miércoles. El ataque, según fuentes de Interior, se ha producido en la Iglesia de San Isidro, donde se ha producido un herido grave, mientras que la víctima mortal es el sacristán de Nuestra Señora de La Palma, iglesia a la que el atacante también ha accedido. El presunto autor posteriormente ha sido arrestado y se encuentra bajo custodia de la Policía Nacional.

El atacante se habría puesto a rezar en árabe tras el ataque, durante el cual gritaba 'Alá es grande', según ha podido saber laSexta. Fuentes jurídicas de la Audiencia Nacional confirman a esta cadena que los hechos se están investigando como atentado terrorista de carácter yihadista. La causa la va a instruir el juez Manuel García-Castellón, de guardia.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha calificado lo ocurrido de "terrible y desgarrador" y ha condenado el ataque, a la vez que ha pedido "prudencia", indicando que "se están investigando los hechos". "La intolerancia nunca tendrá cabida en nuestra sociedad", ha añadido en Twitter. Moreno también ha indicado en su mensaje que la víctima mortal es un sacristán y que un sacerdote ha resultado herido.

También el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha hecho eco de la tragedia. Como Moreno, el líder del Ejecutivo ha lamentado lo sucedido en un mensaje publicado en redes sociales. "Quiero trasladar mis más sinceras condolencias a los familiares del sacristán fallecido en el terrible ataque de Algeciras. Deseo una pronta recuperación a los heridos. Todo nuestro apoyo al trabajo que están llevando a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", ha apuntado Sánchez en su cuenta de Twitter.

Según ha podido saber esta cadena, pasadas las 19:00 horas el ahora detenido ha entrado en la iglesia de San Isidro de Algeciras, donde, armado con un machete, ha atacado al cura, dejándole gravemente herido. Posteriormente ha irrumpido a gritos en la Iglesia de Nuestra Señora de La Palma en la que, tras causar diversos destrozos, ha atacado al sacristán.

Este ha logrado salir del templo pero ha sido alcanzado por el atacante en el exterior, donde le ha causado heridas mortales. Instantes después ha sido neutralizado y detenido. El agresor ya ha sido identificado: se trata de Yassine Kanjaa, un joven de 25 años de origen marroquí y residente en Algeciras, sin antecedentes, aunque con algún señalamiento de Extranjería.