Un hombre del que se desconoce la identidad ha pagado una habitación de hotel a un total de 70 personas que viven en las calles de Chicago ante la ola de frío que atraviesa Estados Unidos.

El 'Chicago Fire Departament' había confiscado las estufas de propano que mantenían a un gran número de personas sin hogar en calor, gracias a las donaciones de los viandantes. El departamento, después de que una de ellas explotara sin causar heridos, alertó por su cuenta de Twitter de los peligros que tenían aquellos calentadores y pidió a la población que no realizara donaciones de ese tipo.

 

Tras este suceso, un desconocido ha decidido realizar dicha obra de caridad con la finalidad de que casi 70 personas pudieran pasar el resto de la semana en calor.

La ola de frío ya se ha cobrado la vida de al menos 21 personas en Estados Unidos, además de diversos casos con necesidad de atención urgente por síntomas de congelación.