El futbolista Santi Mina ha sido condenado a cuatro años de prisión por abusar sexualmente de una joven en la localidad almeriense de Mojácar. El juez, en su sentencia, declara probados los hechos y le ha impuesto una orden de alejamiento de 500 metros de la víctima durante 12 años y una indemnización de 50.000 euros.

Todo sucedió el 18 de junio de 2017, cuando el futbolista del Celta de Vigo se encontraba de fiesta en Mojácar con su amigo y también futbolista David Goldar y otros dos hombres más.

Goldar había conocido a una mujer en una discoteca y se había ido con ella a la furgoneta donde pernoctaban para mantener relaciones sexuales. Allí fueron sorprendidos por Mina, que "vistiendo únicamente calzoncillos", accedió al vehículo.

El condenado, en ese momento, y con "ánimo libidinoso y para satisfacer su apetito sexual" se dirigió a la víctima. "Mira chica, tu me gustas mucho y creo que deberíamos hacer algo", le dijo a la joven, que se giró hacia David Goldar para preguntarle si lo habían planeado.

En ese momento Mina "de forma sorpresiva, aprovechando la superioridad que le proporcionaba el espacio angosto" y tapando la única salida mientras ella estaba "en shock", le "introdujo su pene desnudo y erecto en su boca sin preguntar".

La víctima le empujó consiguiendo sacar el miembro de su boca pero Mina la echó hacia atrás en la cama y le introdujo "los dedos de la mano derecha en la vagina". Tras ello "al observar Mina que debía acudir a la fuerza para continuar con la relación sexual" cesó su actuación, se disculpó y la víctima se marchó "en gran estado de ansiedad".

La joven presentó lesiones extragenitales consistentes en equimosis en el antebrazo y en la pierna izquierda, así como en la membrana himeneal. Debido a los hechos, la víctima presentaba sintomatología ansiosa y depresiva grave, así como trastorno de estrés postraumático crónico.

A pesar de ello, el juez señala que no ha quedado acreditado que David Goldar hubiera acordado los hechos con Mina ni que participara en modo alguno en el abuso sexual cometido, por lo que ha sido absuelto de las acusaciones.